Diferencia entre revisiones de «Jean-Jacques Rousseau»

1328 bytes eliminados ,  hace 10 meses
Amplío con enlaces y ref.; traslado citas sin referencias a la página de discusión.
(Amplío con enlaces y refs.)
(Amplío con enlaces y ref.; traslado citas sin referencias a la página de discusión.)
{{Referencias}}
{{Ficha de autor
|título = Jean-Jacques Rousseau
|año fallecimiento = 1778
|imagen = Jean-Jacques_Rousseau_(painted_portrait).jpg
|pie de imagen = «ASe mejoran las [[planta]]s las enderezapor el cultivo; a, los hombres,[[hombre]]s por la [[educación]]»<ref name=rousan/>
|tamaño de imagen =
|Wikipedia =
 
* «La más antigua de todas las [[sociedad]]es y la única natural es la [[familia]]».<ref name=ortbla/>
<!-- cuidado editores: en el amplio contexto de la obra de Rousseau, estala siguiente cita parece claro proselitismo vegano: «Los criminales, luchadores y malhechores acostumbran a comer abundante carne para así endurecer su conciencia y ser más eficientes en sus nefastas acciones. Una prueba de que el gusto de la carne no es para el paladar humano es la indiferencia de los niños hacia tal comida, y la preferencia que tienen por lo alimentos vegetales. Es de suma importancia no viciar este primitivo paladar de los niños».<ref>Alberto Álvarez, Ariel. ''Yoga Occidentalis'', p. 55. Punto Rojo Libros, 2014. ISBN 9781629347998. </ref> -->
 
* «Se mejoran las [[planta]]s por el cultivo, los [[hombre]]s por la [[educación]]».<ref name=rousan>Rousseau, Jean-Jacques (traducción de Santiago de Alvarado y de la Peña). [https://books.google.es/books?hl=es&id=lHlYGJR_fRMC&q=plantas#v=snippet&q=plantas&f=false ''Pensamientos de Juan-Jacobo Rousseau, ciudadano de Ginebra, o sea, El espíritu de este grande hombre en sus obras filosóficas, morales y políticas'', p. 117.] M. de Burgos, 1824. En Google Libros. Consultado el 7 de marzo de 2020.</ref>
<!-- cuidado editores: en el amplio contexto de la obra de Rousseau, esta cita parece claro proselitismo vegano: «Los criminales, luchadores y malhechores acostumbran a comer abundante carne para así endurecer su conciencia y ser más eficientes en sus nefastas acciones. Una prueba de que el gusto de la carne no es para el paladar humano es la indiferencia de los niños hacia tal comida, y la preferencia que tienen por lo alimentos vegetales. Es de suma importancia no viciar este primitivo paladar de los niños».<ref>Alberto Álvarez, Ariel. ''Yoga Occidentalis'', p. 55. Punto Rojo Libros, 2014. ISBN 9781629347998. </ref> -->
 
* «[[Trabajar]] es un [[deber]] indispensable para todo hombre social. Rico o pobre, fuerte o débil, todo [[ciudadano]] ocioso es un bribón».<ref name=ortbla/>
 
=== Citas de ''El contrato social'' (1762) ===
* «La más antigua de las sociedades y la única natural es la familia».{{fuentes}}
 
* «Las dos palabras esclavitud y derecho son contradictorias y se excluyen mutuamente. Bien sea de hombre a hombre, bien sea de hombre a pueblo, siempre será igualmente descabellado este discurso: "Celebro contigo un contrato en el cual todos los deberes están a tu cargo y todos los beneficios están a mi favor; contrato, que respetaré mientras se me dé la gana y que tú observarás mientras se me dé la gana».{{fuentes}}
** Fuente: ''El contrato social'' - Capítulo IV.
 
* «En lugar de destruir la igualdad natural, el pacto fundamental, por el contrario, sustituye la desigualdad física que la naturaleza pudo haber establecido entre los Hombres por una igualdad moral y legítima. Los Hombres, pudiendo ser desiguales en fuerza o en talento, se hacen iguales por convención y por derecho».{{fuentes}}
** Fuente: Final del Libro I - ''El Contrato Social''.
 
=== Citas del ''Emilio'' ===
 
* «A las [[planta]]s las endereza el cultivo; a los hombres, la [[educación]]».
** Fuente: [[s:Emilio: Libro I|''Emilio'', Libro I]]
 
* «Una prueba entre otras que demuestran cómo la afición a comer [[carne]] no es natural en el hombre, la encontramos en la indiferencia con que los niños la miran, y su preferencia por otros alimentos, como lacticinios, pasteles, frutos, etc. Es muy importante conservarles esta afición primitiva y no convertirlos en carnívoros; si esto no se realiza por su salud, debe ser para mejorar su carácter, puesto que, expliquen como quieran la experiencia, la verdad está en que generalmente los que comen mucha carne son más crueles y feroces que los otros hombres; esto ha sido comprobado en todos los tiempos y países».
** [[s:Emilio: Libro II|''Emilio'', Libro II]]
 
== Referencias ==