Abrir menú principal

Cambios

46 bytes añadidos ,  hace 5 meses
* «Porque, ¿cómo queréis vos que no me tenga confuso el qué dirá el antiguo legislador que llaman vulgo cuando vea que, al cabo de tantos años como ha que duermo en el silencio del olvido, salgo ahora, con todos mis años a cuestas, con una leyenda seca como un esparto, ajena de invención, menguada de estilo, pobre de conceptos y falta de toda erudición y doctrina; sin acotaciones en las márgenes y sin anotaciones en el fin del libro, como veo que están otros libros, aunque sean fabulosos y profanos, tan llenos de [[sentencia]]s de [[Aristóteles]], de [[Platón]] y de toda la caterva de filósofos, que admiran a los leyentes y tienen a sus autores por hombres leídos, eruditos y elocuentes? ¿Pues qué, cuando ''citan'' la [[Biblia|Divina Escritura]]? No dirán sino que son unos santos Tomases y otros doctores de la Iglesia; guarda[n]do en esto un decoro tan ingenioso, que en un renglón han pintado un enamorado destraído y en otro hacen un sermoncico cristiano, que es un contento y un regalo oílle o leelle».
** Fuente: Prólogo de la primera parte de [[Don Quijote de la Mancha]].<ref>[https://www.gutenberg.org/files/2000/2000-h/2000-h.htm Prólogo.]</ref>
 
== Véase también ==
* [[cita (encuentro)]]
 
==Referencias==