Diferencia entre revisiones de «Honoré Gabriel Riquetti»

Ortografía; mantenimiento; requiere otro repaso...
mSin resumen de edición
(Ortografía; mantenimiento; requiere otro repaso...)
{{Ficha de autor
|título = Honoré Gabriel Riquetti, Condeconde de Mirabeau
|día nacimiento = 9 de marzo
|año nacimiento = 1749
|año fallecimiento = 1791
|imagen = Boze - Honoré de Mirabeau.jpg
|pie de imagen = «He temido siempre indignar a la razón, pero nunca a los hombres».
|tamaño de imagen =
|Wikipedia =
}}
 
El [[w:Honoré Gabriel Riquetti|'''Condeconde de Mirabeau''']] (9 de marzo de 1749, castillo de Le Bignon, Nemours - 2 de abril de 1791), de nombre Honoré-Gabriel de Riqueti, fue un francmasón, revolucionario, [[Periodismo|periodista]], [[Política|político]], [[Diplomacia|diplomático]], [[escritor]] y [[Oratoria|orador]] [[Francia|francés]]. Presidente de la Asamblea Nacional en 1789. Se opuso al [[w:Absolutismo|absolutismo]] y al [[anarquismo]].
 
== Citas ==
* «El [[gobierno]] no se ha hecho para la [[comodidad]] y el placer de los que gobiernan». <ref name="lual242"/>
 
* «El [[matrimonio]] es la [[escuela]] segura del [[orden]], de la [[bondad]], de la humanidad, que son cualidades mucho más necesarias que la instrucción y el [[talento]]». <ref>Bol Cecilio; OLLIRUM LEUGIM. ''Mis conversaciones con ellos''. Editor Bubok 2010. ISBN 978-84-90096-34-5., p. 169.</ref>
 
* «El mayor [[peligro]] de los gobiernos es querer gobernar demasiado». <ref name="lual242">Villamarín Pulido, Luis Alberto. ''Superación personal: Tesoro de la sabiduría-'', Tomo I''. Autor y editor Luis Alberto Villamarín Pulido, 2015. ISBN 9781499301441., p. 242.</ref>
 
* «Háblase de negros en ese [[libelo]] de un hombre [[Ebriedad|ebrio]]. Claro está que no es al Chatelet de [[París]], sino al Chatelet del [[w:Senegal|Senegal]] a quien toca conocer de esa extravagancia; sólo a mí se me nombra en él, pasemos al orden del día». <ref name="mati224"/>
** Nota: Respuesta a un libelo de [[Marat]] en el que se le calificaba de negro y tunante digno del patíbulo.
 
* «He temido siempre indignar a la [[razón]], pero nunca a los [[Hombre|hombres]]». <ref name="mati223">Timon, Joseph Marie. ''Libro de los oradores'', Volumen 1''. Editor Antonio de San Martin, 1861., p. 223.</ref>
** Nota: Contestación a [[Regnauld de Saint-Jean]], quien se irritaba ante la proposición de crear una sola cámara.
 
* «Las acciones pueden ser atroces, y las intenciones puras». <ref>''Diccionario citador de máximas, proverbios, frases y sentencias escogidas de los autores clásicos latinos, franceses, ingleses e italianos''. Autor, compilador y traductor Borrás, José. Editorial Imp. Indar, 1836., p. 8.</ref>
** Citado en [http://www.bibliotecavirtualdeandalucia.es/catalogo/consulta/registro.cmd?id=1018290 ''Diccionario de pensamientos sublimes y sentenciosos''], p. 8.
 
* «Los [[Privilegio|privilegios]] acabarán, pero el [[pueblo]] es eterno». <ref name="mati203">Timon, Joseph Marie. ''Libro de los oradores'', Volumen 1''. Editor Antonio de San Martin, 1861., p. 203.</ref>
 
* «Más importa dar a los hombres buenas [[Costumbre|costumbres]] que leyes y tribunales». <ref>Esteban Lario, Jesús. ''Comunicación y protocolo empresarial en los países de la zona euro''. Colección Nuevos Mercados. Edición ilustrada. Editorial Librería-Editorial Dykinson, 2014. ISBN 9788490850916., p. 37.</ref>
 
* «Para [[Vida|vivir]] existen tres métodos: mendigar, robar o realizar algo». <ref>Ortega Blake, Arturo. ''El gran libro de las frases célebres''. Editorial Penguin Random House Grupo Editorial México, 2013 ISBN 978-60-7311-631-2.</ref>
 
* «Paréceme señor informante que me [[Adulación|aduláis]]. Tuvisteis la bondad de comunicarme ese documento, y creo haber leído en él: Riqueti el mayor es un infame malvado. Conviene mostrar con sus verdaderos colores el retrato fiel que mi informante hace de mí. Continuad leyendo». <ref name="mati224">Timon, Joseph Marie. ''Libro de los oradores'', Volumen 1''. Editor Antonio de San Martin, 1861., p. 224.</ref>
** Nota: Contestación dada a uno que informaba sobre una carta hallada a un supuesto agente de Mirabeau, en la que se decía: Riqueti el mayor es un malvado.
 
* «Yo la adopto, yo la sostengo, yo la proclamo, por la razón misma por la que se combate. Sí, señores, porque el nombre del pueblo no es aún bastante [[Respeto|respetado]] en [[Francia]]; porque está oscurecido cubierto con el orín de las [[Inquietud|preocupaciones]]; porque nos representa una [[idea]] que alarma al [[orgullo]] y repugna a la [[vanidad]]; porque se pronuncia con menosprecio en los salones de la [[aristocracia]]; por eso mismo, señores, quiero yo, y debemos todos nosotros imponernos la [[obligación]], no sólo de rehabilitarle, sino de ennoblecerle y hacerle desde hoy más respetable a los ministros, y caro a todos los corazones». <ref name="mati224"/>
** Nota: Palabras dirigidas a todos los que atacaban la calificación de ''pueblo francés''.