Diferencia entre revisiones de «Gregorio Marañón»

396 bytes añadidos ,  hace 2 años
* «Aquí está el secreto de la insensatez del [[feminismo]]. Cuando la mujer pretende igualarse socialmente al varón, es evidente que todo lo que gana en influencia externa lo pierde en influjo íntimo sobre el hombre. La mujer emancipada ha dejado de ser la posible esclava del varón, ero a la vez ha dejado de ser también su posible dueña. Se ha convertido secillamente en su rival, negocio en el que la mujer, casi siempre, sale perdiendo». <ref name="magr120"/>
 
* «Aunque la [[verdad]] de los hechos resplandezca, siempre se batirán los hombres en la trinchera sutil de las interpretaciones».{{Cita requerida}}
 
* «El escudo con el que yo soñaría: El fin no justifica los medios».{{Cita requerida}}
 
* «El libro bueno es el amigo que todo lo da y nada pide. El maestro generoso que no regatea su saber ni se cansa de repetir lo que sabe. El fiel transmisor de la prudencia y de la sabiduría antigua. El consuelo de las horas tristes. El que hace olvidar al preso su cárcel y al desterrado su nostalgia. El sedante de los grandes afanes, que va dondequiera que vayamos con nuestro dolor. El mentor de las grandes decisiones. El que ablanda el corazón en los momentos de dureza, o nos vigoriza cuando empezamos a flanquear. Y después de ser todo esto, tiene la soberana grandeza de no hipotecar nuestra gratitud. Una vez leído lo volvemos sencillamente al estante, o lo dejamos olvidado en el asiento de un tren. Es igual. Ni nos guardará rencor si no se lo hemos agradecido».{{Cita requerida}}
 
* «El [[médico]], en la guerra, es el único que no quiere matar, el único para quien no existe el enemigo, porque no hay enemigo capaz de esconderse dentro de un hermano».{{Cita requerida}}
 
* «El progreso de los hombres es siempre aspiración a la universalidad».{{Cita requerida}}
 
* «En el lenguaje [[Ciencia|científico]] la claridad es la única estética permitida».{{Cita requerida}}
 
* «En este siglo acabaremos con las enfermedades, pero nos matarán las prisas».{{Cita requerida}}
 
* «En medio del clamor de los aplausos, el hombre inteligente cerrará los ojos, y con la mente pedirá a los que le aclaman: ¡Perdón por haber [[victoria|vencido]]!».{{Cita requerida}}
 
* «Es más fácil morir por una idea, y aún añadiría que menos heroico, que tratar de comprender las ideas de los demás».{{Cita requerida}}
 
* «Es posible que en ninguna otra época de la historia haya estado el destino de los pueblos tan en manos de la mujer como en la de los Césares; y la razón es que entonces alcanza uno de sus momentos culminantes la categoría legítima de la mujer, la maternidad». <ref name="magr120">Marañón, Gregorio. ''Tiberio: Historia de una ambición''. 1ª edición. Editorial Espasa-Calpe Argentina, S.A., 1939. p. 120.</ref>
 
* «La capacidad de [[entusiasmo]] es signo de [[salud]] espiritual».{{Cita requerida}}
** Fuente: ''Obras completas''.
 
* «La ciencia, a pesar de sus progresos increíbles, no puede ni podrá nunca explicarlo todo… Las rayas fronterizas del saber, por muy lejos que se eleven, tendrán siempre delante un infinito mundo de misterio».{{Cita requerida}}
 
* «La librería de un hombre es también su retrato, y tan fino que no pueden igualarle ni los pinceles más exactos ni la pluma más penetrante y fiel del mejor biógrafo. Los libros que cada cual escoge para su recreo, para su instrucción, incluso para su vanidad, son verdaderas huellas dactilares del espíritu, que permiten su exacta identificación».{{Cita requerida}}
 
* «La multitud ha sido en todas las épocas de la historia arrastrada por gestos más que por ideas. La muchedumbre no [[razón|razona]] jamás».{{Cita requerida}}
 
* «La rapidez que es una [[virtud]], engendra un vicio, que es la prisa».{{Cita requerida}}
 
* «La verdadera grandeza de la [[ciencia]] acaba valorándose por su utilidad».{{Cita requerida}}
 
* «Mi respeto y mi amor por la verdad me obligan a reconocer que la [[Segunda República Española|República]] española ha sido un fracaso trágico».{{Cita requerida}}
 
* «Nadie más muerto que el olvidado».{{Cita requerida}}
 
* «No hay nada bueno de lo que no se pueda abusar».{{Cita requerida}}
 
* «No sabrás todo lo que valgo hasta que no pueda ser junto a ti todo lo que soy».{{Cita requerida}}
 
* «Si una mujer responde a los deslices de su marido con obstinada virtud y además con un disimulo ostentoso de las faltas conyugales, es, casi siempre, porque porque es éste el doble precio de la captación de la voluntad de aquél; y, desde luego, indicio también de debilidad en el amor. Toda la vida afectiva y sexual de [[Livia]] da, además, la impresión de que padeció un defecto común a muchas mujeres ambiciosas, la frigidez. Desde la altura de la frigidez, la mujer intacta, invulnerable a la entrega generosa del alma que supone el verdadero amor, utiliza sus atractivos en pura ventaja para sus ambiciones». <ref>Marañón, Gregorio. ''Tiberio: Historia de una ambición''. 1ª edición. Editorial Espasa-Calpe Argentina, S.A., 1939. pp. 119-120.</ref>
** Nota: El autor de esta cita es Miguel de Unamuno; su lugar original en U<small>NAMUNO</small>, M. de, ''Pensamiento político'', selección de textos y estudio preliminar de Elías Díaz, Madrid, Tecnos, 1965, pág. 213. La cita completa reza así: «La libertad no es un estado sino un proceso; sólo el que sabe es libre, y más libre el que más sabe. Sólo la cultura da libertad. No proclaméis la libertad de volar, sino dad alas; no la de pensar, sino dad pensamientos. La libertad que hay que dar al pueblo es la cultura. Sólo la imposición de la cultura lo hará dueño de sí mismo, que es en lo que la democracia estriba».
 
* «Toda la historia del progreso humano se puede reducir a la lucha de la [[ciencia]] contra la [[superstición]]».{{Cita requerida}}
 
* «La [[felicidad]] es fundamentalmente un sentimiento negativo: la ausencia de dolor».{{Cita requerida}}
 
* «[[Vivir]] no es sólo existir, sino existir y crear, saber gozar y sufrir, y no dormir sin soñar. Descansar, es empezar a [[morir]]».{{Cita requerida}}
 
=== Sobre la Guerra Civil ===
8822

ediciones