Diferencia entre revisiones de «Así habló Zaratustra»

16 bytes eliminados ,  hace 4 años
Corrección de estilo.
(Corrección de estilo y ortográfica.)
(Corrección de estilo.)
* «El que todo el mundo cuente con una oportunidad de saber leer daña con el tiempo no únicamente a las plumas sino igualmente a los pensamientos».
* «Siempre hay una pizca de locura en el amor. Sin embargo, igualmente hay en todo momento un poco de razón en la locura».
* «[...] halló repentinamente a este joven, sentado al pie de un árbol, con la mirada velada por una profunda pena y fija abajo, en el valle. Recargó Zaratustra la mano en el tallo del árbol y dijo lo que sigue: Aunque utilizara toda mi fuerza no podría sacudir este árbol. No obstante, el viento que no vemos, lo zarandea y dobla como quiere. Manos imperceptibles son las que nos zarandean y doblan. El joven se paró sobresaltado y dijo: Escucho la voz de Zaratustra, cuando precisamente estaba pensando en él. Zaratustra le contestó: ¿Y esto te sobresalta? Ocurre con el hombre lo que sucede con el árbol. Cuanto más intenta llegar a las alturas y la claridad, tanto más profundo penetran sus raíces en la tierra hacia las profundidades y la oscuridad..., hacia el mal. Exclamó el joven: ¡Eso es, hacia el mal!».
 
Aunque utilizara toda mi fuerza no podria sacudir este árbol. No obstante, el viento que no vemos, lo zarandea y dobla como quiere. Manos imperceptibles son las que nos zarandean y doblan.<br/>
El joven se paró sobresaltado y dijo: Escucho la voz de Zaratustra, cuando precisamente estaba pensando en él.<br />
Zaratustra le contestó: ¿Y esto te sobresalta? Ocurre con el hombre lo que sucede con el árbol. Cuanto más intenta llegar a las alturas y la claridad, tanto más profundo penetran sus raíces en la tierra hacia las profundidades y la oscuridad..., hacia el mal. Exclamó el joven: ¡Eso es, hacia el mal!».<br />
* «La lujuria es un pecado, aseguran unos predicando la muerte. ¡Alejémonos de ésta y no procreemos hijos!. Dar a luz es una experiencia penosa, afirman otros. ¿Para que dar todavía a luz? ¡Únicamente nacen seres desdichados! Y estos igualmente son predicadores de la muerte».
* «¡Únicamente el hombre, deseoso de subsistir, transmitió su valor a las cosas! ¡Únicamente el hombre otorgó a las cosas un sentido: un sentido para los hombres, el ser que valora».
60

ediciones