Diferencia entre revisiones de «Baruch Spinoza»

376 bytes añadidos ,  hace 2 años
crear enlaces.
(Añadir referencias y eliminar citas sin referencias (la mayoría provienen de páginas web, sin contexto ni referencias))
(crear enlaces.)
|EbooksG =
}}
[[w:Baruch Spinoza|'''Baruch Spinoza''']] (Hebreo: '''''ברוך שפינוזה''''', Latín: '''''Benedictus de Spinoza''''', Portugués: '''''Bento de Espinosa'''''), (Ámsterdam, 24 de noviembre de 1632 - La Haya, 21 de febrero de 1677) fue un [[Filosofía|filósofo]] [[Holanda|holandés]], de origen [[Judaísmo|judío]]-portugués, heredero crítico del [[René Descartes|cartesianismo]], considerado uno de los tres grandes racionalistas de la filosofía del [[siglo XVII]], junto con el francés [[René Descartes]] y el alemán [[Gottfried Leibniz]].
 
==Citas==
===A===
 
* «Ahora bien, el gran [[secreto]] del [[Monarquía|régimen monárquico]] y su máximo interés en mantener [[Engaño|engañados]] a los [[Hombre|hombres]] y en disfrazar, bajo el especioso nombre de [[religión]], el [[miedo]] con el que se los quiere [[Control|controlar]], a fin de que luchen por su [[esclavitud]], como si tratara de su [[salvación]], y no consideren una ignominia, sino el máximo [[honor]], dar su [[sangre]] y su [[alma]] para [[orgullo]] de un solo hombre. Por el contrario, en un [[Libertad|estado libre]] no cabría imaginar ni emprender nada más desdichado, ya que es totalmente contrario a la libertad de todos adueñarse del libre [[Pensamiento|juicio]] de cada cual mediante [[Prejuicio|prejuicios]] o coaccionarlo de cualquier forma.» <ref>Barreiro Barreiro, Xosé Luís. Ilustración e modernidade: os avatares da razón. Editor Universidad de Santiago de Compostela, 2001. ISBN 9788481219616. p. 36.</ref>
 
* «Ahora bien, que el hombre tenga la [[idea]] de [[Dios]] está claro, puesto que él entiende sus atributos y estos atributos, no pueden ser producidos por él, ya que es imperfecto.» <ref>Corres Ayala, Patricia. La memoria del olvido. Traducido por Patricia Corres Ayala. Edición ilustrada. Editorial Distribuciones Fontamara, 2001. ISBN 9789684763630. p. 18.</ref>
 
===C===
* «Comprender es el principio de aprobar.» <ref>Palomo Triguero, Eduardo. Cita-logía. Editorial Punto Rojo Libros,S.L. ISBN 978-84-16068-10-4. p. 69.</ref>
 
* «Comprendí que las [[Ley|leyes]] reveladas por Dios a [[Moisés]] no fueron otra cosa que el [[derecho]] particular del [[Estado]] hebreo y que, por tanto, ningún otro tenía [[obligación]] de aceptarlas, y que incluso ellos mismos sólo estaban sujetos a ellas, mientras durara su Estado.» <ref>Citado en Rúspoli, Enrique. La marca del exilio: La Beltraneja, Cardoso y Godoy. Ediciones Temas de Hoy, 1992. Procedencia del original: Universidad de California. Digitalizado: 30 enero 2007. ISBN 9788478801541. p. 147.</ref>
 
* «Concluimos, pues que el pacto no puede tener fuerza alguna, sino en razón de la [[utilidad]], y que, suprimida ésta, se suprime ''ipso facto'' el pacto y queda sin valor. Por tanto, es necio pedir a alguien que no sea siempre fiel a su [[promesa]] si, al mismo tiempo, no se procura conseguir que al que rompa el pacto contraído le siga de ahí más [[daño]] que [[utilidad]]. Esta [[doctrina]] debe aplicarse ante todo en el momento de organizar un estado.» <ref> Citado en Carvajal, Julian; Cámara, María Luisa de la. Spinoza. Editor María Luisa de la Cámara. Editorial Universidad de Castilla La Mancha, 2008. ISBN 9788484276159. p. 119.</ref>
** ''Tratado teológico político''.
 
* «[Los hebreos] creyeron que su reinado era el [[reino de Dios]] y que sólo ellos eran [[Hijo|hijos]] de Dios, mientras que las otras naciones eran [[Enemistad|enemigos]] de Dios, hacia las que sentían el [[odio]] más [[Violencia|violento]].» <ref>Citado en Revista de filosofía de la Universidad de Costa Rica, volumen 37. Contribuidores Universidad Nacional (Costa Rica). Departamento de Filosofía, Universidad de Costa Rica. Escuela de Filosofía. Editor Universidad de Costa Rica, 1999. Procedencia del original: Universidad de Michigan. Digitalizado: 4 Jun 2009. p. 169.</ref>
 
===D===
 
* «Dado, pues, que la ley no es nada más que la forma de [[vida]] que los hombres se imponen a sí mismos o a otros por algún fin, parece que hay que distinguir ley humana y ley divina.» <ref>Citado en Boletín del Instituto Riva-Agüero, número 25. Publicaciones Instituto Riva Agüero. Autor Instituto Riva Agüero. Editor Pontificia Universidad Católica del Perú., 1998. p. 270.</ref>
** ''La teoría de Dios según Spinoza''.
 
* «De ahí que sueñen que en la [[Sagradas Escrituras]] se ocultan profundísimos [[Misterio|misterios]] y que se fatiguen en [[Investigación|investigar]] semejantes absurdos descuidando toda otra utilidad, y cuanto descubren en semejantes delirios, lo atribuyen al [[Espíritu Santo]] y se empeñan en defenderlo con todas sus fuerzas y con toda pasión. Tal es, en efecto, la condición humana que, cuanto conciben los hombres por el [[entendimiento]] puro, lo defienden con sólo el entendimiento y la razón, y cuanto opinan en virtud de sus [[Sentimiento|sentimientos]] también lo defienden con ellos.» <ref>Citado en Maestro, Jesús G. Contra las Musas de la Ira: El Materialismo Filosófico como Teoría de la Literatura. Editorial Grupo Helicón, 2014. ISBN 9788478485659. p. 127; nota 127.</ref>
** ''Tratado teológico-político [VII, 1], 1670/1986: 194.''
 
* «De donde resulta que ninguna [[sociedad]] puede subsistir sin [[autoridad]], sin [[fuerza]] y, por tanto, sin leyes que moderen y controlen el ansia de [[placer]] y los impulsos desenfrenados.» <ref>Citado en Hermosa Andújar, Antonio. La teoría del estado de Spinoza. Editorial Servicio de Publicaciones de la Universidad de Sevilla, 1989. p. 53.</ref>
** ''Tratado teológico político, V''
 
* «Dios no tiene derecha ni izquierda, ni se mueve ni está parado, ni se halla en un lugar, sino que es absolutamente [[infinito]] y contiene en sí todas las perfecciones.» <ref>Citado en Rúspoli, Enrique. La marca del exilio: La Beltraneja, Cardoso y Godoy. Ediciones Temas de Hoy, 1992. Procedencia del original: Universidad de California. Digitalizado: 30 enero 2007. ISBN 9788478801541. p. 150.</ref>
 
===E===
* «La causa que hace surgir, que conserva y que fomenta la superstición es, pues, el miedo.» <ref>Novo Bueno, Ignacio. Frases para cambiar tu vida 2. Editorial Frases para cambiar Ediciones, 2016. ISBN 9788494406751.</ref>
 
* «La devoción es el amor hacia aquel que admiramos.» <ref name="deves">Spinoza, Benedictus de. Ética. Edición reimpresa. Editorial UNAM, 1977. ISBN 9789685804332. p. 206.</ref>
** ''Ética, Definiciones de los afectos I''.
 
** ''Tratado teológico polítio, XVI''.
 
* «La suprema ley es la salvación del estado, a la que deben responder todas las demás, tanto humanas como divinas.» <ref name="leysup">Citado en Martínez Martínez, Francisco José. Autoconstitución y libertad: ontología y política en Espinosa. Anthropos Editorial, 2007. ISBN 9788476588116. p. 307.</ref>
 
* « La tristeza es el paso del hombre de una perfección mayor a una menor.» <ref name="apedes"/>
* «Si no quieres repetir el [[pasado]], estúdialo.» <ref>Citado en Carpintero, Enrique; Vainer, Alejandro. Las huellas de la memoria: psicoanálisis y salud mental en la Argentina de los '60 y '70, 1957-1983, Volumen 1. Editorial Topía, 2004. ISBN 9789871185023. p. 51.</ref>
 
* «[...] sin la ayuda mutua, los hombres viven necesariamente en la miseria y sin poder cultivar la razón [...]» <ref> Citado en Carvajal, Julian; Cámara, María Luisa de la. Spinoza. Editor María Luisa de la Cámara. Editorial Universidad de Castilla La Mancha, 2008. ISBN 9788484276159. p. 361.</ref>
 
* «Sólo es [[libertad|libre]] aquello que existe por las necesidades de su propia naturaleza y cuyos actos se originan exclusivamente dentro de si.» <ref>Siniak, Mario. Lo dijo un judío. Editorial LibrosEnRed, 2008. ISBN 978-15-9754-439-9. p. 52.</ref>