Diferencia entre revisiones de «Paul Valéry»

244 bytes añadidos ,  hace 3 años
m (Revertidos los cambios de 201.197.34.106 (disc.) a la última edición de Dexbot)
* "¡Vamos! ¡En pie! ¡Surge! ¡Escucha!¡Escucha! ¡Despierta! Rompe tus cadenas; sé. Sal de las sombras. Arráncate de la noche; emerge; ¡En pie! ¡En pie! ¡Endurécete! que aparezca tu fuerza.Y que tus ojos sean una corona de los más claros ojos. Corónate. Compón tu mirada. Siéntete todo el instrumento de este día que empieza y del acto que te llama."
* "¿Qué sería, pues, de nosotros, sin la ayuda de lo que no existe?" - Breve epístola sobre el mito
* "¿Qué alma dudaría en poner del revés el universo con tal de ser un poco más ella misma? ¡De sobra sabes que al resto de las cosas no le consentimos más que el derecho a convenirnos! Para ser totalmente precisos, ¡Queremos que los cielos innumerables, y la tierra y el mar, y las ciudades, que los hombres también, y particularmente las mueres, sus almas, sus fuerzas y sus gracias, y que así los animales como las plantas –e ingenuamente, que aun los mismos dioses- no sean todos en conjunto, y cada cual según la belleza que convenga a nuestro deseo, o el poder que aporte a nuestra debilidad, que no sean sino alimentos, ornamentos, condimentos apoyos, recursos, luces, esclavos, tesoros, baluartes y delicias de nuestra sola individualidad! ¡Como si nuestra sola llama, y esa duración tan breve en términos absolutos que es la suya, valiesen consumir cuanto fue, cuanto es y cuánto será para que arroje ella el destello único, y una vez surgido, de todo gozo y todo saber remitidos al ser que anima y devora!.. Nos creemos que todas las cosas y toda la opulencia del tiempo son sólo bocado para nuestra boca, y no podemos pensar lo contrario. "
* "La era del orden es el imperio de las ficciones, pues no hay poder capaz de fundar el orden con la sola represión de los cuerpos con los cuerpos. Se necesitan fuerzas ficticias."
**Citado por [[Ricardo Piglia]] en "Crítica y ficción".
 
¿Qué alma dudaría en poner del revés el universo con tal de ser un poco más ella misma? ¡De sobra sabes que al resto de las cosas no le consentimos más que el derecho a convenirnos! Para ser totalmente precisos, ¡Queremos que los cielos innumerables, y la tierra y el mar, y las ciudades, que los hombres también, y particularmente las mueres, sus almas, sus fuerzas y sus gracias, y que así los animales como las plantas –e ingenuamente, que aun los mismos dioses- no sean todos en conjunto, y cada cual según la belleza que convenga a nuestro deseo, o el poder que aporte a nuestra debilidad, que no sean sino alimentos, ornamentos, condimentos apoyos, recursos, luces, esclavos, tesoros, baluartes y delicias de nuestra sola individualidad! ¡Como si nuestra sola llama, y esa duración tan breve en términos absolutos que es la suya, valiesen consumir cuanto fue, cuanto es y cuánto será para que arroje ella el destello único, y una vez surgido, de todo gozo y todo saber remitidos al ser que anima y devora!.. Nos creemos que todas las cosas y toda la opulencia del tiempo son sólo bocado para nuestra boca, y no podemos pensar lo contrario.
== Referencias ==
{{listaref}}
50

ediciones