Diferencia entre revisiones de «Pierre Joseph Proudhon»

477 bytes añadidos ,  hace 5 años
m
sin resumen de edición
(Añadir una frase mas de su "libro que es la propiedad" y reorganice la mala disposición que tenían algunas lineas)
m
*«‬Ante tantas constituciones como la Filosofía propone y la historia presenta ensayadas,‭ ‬no hay sino una que reúna las condiciones de justicia,‭ ‬orden,‭ ‬libertad y duración,‭ ‬sin las que no pueden subsistir ni la sociedad ni el individualismo.‭ ‬La verdad es una como la Naturaleza:‭ ‬sería por cierto de extrañar que no fuese así,‭ ‬tanto para el espíritu como para la sociedad,‭ ‬que es su más grandiosa obra‭».
 
*«Si todas nuestras instituciones tienen por principio un errordeerror de cálculo, ¿no se deduce que estas instituciones son otras tantasmentirastantas mentiras? Y si todo el edificio social está vinculado en esta imposibilidadabsolutaimposibilidad absoluta de la propiedad, ¿no es evidente que el gobierno que nos rige es una quimera y la actual sociedad una utopía?» De su obra «¿Qué es la propiedad?».
*«Ahora bien, la democracia se inclina fuertemente por el comunismo, fórmula económica de la unidad. Sólo por mediación del comunismo concibe la igualdad. Cuando le hace falta son impuestos forzados, impuestos progresivos y suntuarios, con acompañamiento de instituciones filantrópicas, hospicios, asilos, casas-cunas, talleres nacionales, cajas de ahorro y de socorro, todo el aparato del pauperismo, toda la librea de la miseria… Sonríe jubilosa a los impuestos, que tiende a poner la propiedad en manos del Estado».
 
*Si Dios viniese al mundo a habitar entre nosotros, no podríamos amarlo si no se hiciera nuestro semejante; ni darle nada, si no produjera algún bien; ni creerle, si no probase que estábamos equivocados; ni adorarlo, si no nos manifestara su omnipotencia. Todas las leyes de nuestro ser, afectivas, económicas, intelectuales, nos mandarían tratarle como a los demás hombres, es decir, según la razón, la justicia y la equidad. De su obra «¿Qué es la propiedad?»
*«‬Todos los sistemas de gobierno,‭ ‬incluso la federación,‭ ‬pueden ser reducidos a esta sola formula‭; ‬contrapeso de la autoridad por la libertad,‭ ‬y viceversa‭; ‬a que,‭ ‬por consecuencia,‭ ‬las categorías adoptadas desde el tiempo de Aristóteles por los autores,‭ ‬categorías con cuyo auxilio se clasifica a los gobiernos,‭ ‬se diferencia a los Estados y se distingue a las naciones en monarquía,‭ ‬aristocracia,‭ ‬democracia,‭ ‬etc.,‭ ‬se reducen,‭ ‬salvo aquí la federación,‭ ‬a construcciones hipotéticas y empíricas en las que la razón y‭ ‬la justicia no quedan satisfechas,‭ ‬a que todos esos gobiernos,‭ ‬compuestos de elementos iguales e igualmente incompletos,‭ ‬no difieren unos de otros sino en materia de intereses,‭ ‬de preocupación,‭ ‬de rutina,‭ ‬y en el fondo se parecen y se equivalen‭; ‬a que si,‭ ‬si no fuese debido a la aplicación de tan falsos sistemas,‭ ‬el malestar social que se acusan unas a otras las pasiones irritadas,‭ ‬los intereses lastimados y el amor propio burlado y ofendido,‭ ‬estaríamos respecto al fondo de las cosas cerca de entendernos‭; ‬a que,‭ ‬por fin,‭ ‬todas esas divisiones de partidos entre los que abre nuestra imaginación abismos,‭ ‬toda esa contrariedad de opiniones que nos parece irresoluble,‭ ‬todos esos antagonismos de fortuna que creemos sin remedio,‭ ‬van a encontrar pronto en la teoría del gobierno federal su ecuación definitiva».
 
9

ediciones