Diferencia entre revisiones de «Tony Duvert»

12 bytes añadidos ,  hace 6 años
::''Alors, ce n’ était peut-être qu’une impression fausse, qu’inspirait à Jonathan sa crainte d’être devenu étranger à Serge. Il l’espéra, mais resta timide dans ses gestes – même lorsque l’enfant lui embrassa la figure. Et même, le soir, au lit ( car le petit lit d’en bas fut oublié ), quand Serge provoqua le garçon, avec dans les yeux une malice si particulière que Jonathan eut la certitude qu’à présent Serge savait quel nom tout cela portait.''
 
*Siempre se habían enculado un poco, desde el principio. Y cómo describir el asombro de Jonathan cuando, en París, él dormía junto a aquel niño —entonces de apenas siete años— que, dándole la espalda, se amodorraba habitualmente alojando las nalgas en el hueco formado por los muslos del joven, estando los dos hechos un ovillo. Serge retomaba aquella postura por la mañana: y una vez, sin decir palabra, deslizó la mano tras de si, tomó el miembro que estaba tieso entre el hueco de sus nalgas y, moviendo las caderas, se lo puso justo en el ojete. Jonathan no se atrevió a moverse e hizo como que todavía dormía. Pero aquella misma tarde se acordó del gesto del pequeño y, cuando se acostaron, después de haber intercambiado multitud de caricias, retomaron la postura de la mañana; y como el ojete del niño todavía estaba empapado de saliva, Jonathan empujó el miembro. Nunca habría imaginado que aquel sitio fuese tan elástico. Cuando hubo hundido aproximadamente el largo de un dedo, oyó simplemente a Serge murmurar, con voz tranquila:
:—Hace un poco de daño.
:Se retiró inmediatamente, y se prohibió volver a empezar. La desproporción le asustaba, aunque Serge pareciese del todo inconsciente de ello.
1620

ediciones