LlamaAl

Se unió el 5 feb 2013
1030 bytes añadidos ,  hace 7 años
sin resumen de edición
m
{{Usuario del SWMT}}
{{babel-2|es|en-3}}Los castigos divinos siempre son merecidos, ineludibles y selectivos, como se desprende de estas palabras del apóstol Pablo: “Es justo por parte de Dios pagar con tribulación a los que les causan tribulación, pero, a ustedes que sufren la tribulación, con alivio juntamente con nosotros al tiempo de la revelación del Señor Jesús desde el cielo con sus poderosos ángeles en fuego llameante, al traer él venganza sobre los que no conocen a Dios y sobre los que no obedecen las buenas nuevas acerca de nuestro Señor Jesús” (2 Tesalonicenses 1:6-8). “Es justo por parte de Dios” saldar cuentas con quienes merecen su condena por causar tribulación a sus ungidos. Los impíos no sobrevivirán a ‘la revelación de Jesús con sus poderosos ángeles en fuego llameante’, así que ese castigo será ineludible. También será selectivo, pues Jesús traerá “venganza sobre los que no conocen a Dios y sobre los que no obedecen las buenas nuevas”, pero con ello consolará a los fieles que sufren tribulación.
{{babel-2|es|en-3}}