Diferencia entre revisiones de «Miguel Hernández»

12 273 bytes eliminados ,  hace 9 años
 
==Citas==
 
*"Basta mirar: se cubre de verdad la mirada.<br>
Basta escuchar: retumba la sangre en las orejas.<br>
De cada aliento sale la ardiente bocanada<br>
de tantos corazones unidos por parejas.
 
Ah, compañero Stalin: de un pueblo de mendigos<br>
has hecho un pueblo de hombres que sacuden la frente,<br>
y la cárcel ahuyentan, y prodigan los trigos,<br>
como a un inmenso esfuerzo le cabe: inmensamente.
 
De unos hombres que apenas a vivir se atrevían<br>
con la boca amarrada y el sueño esclavizado:<br>
de unos cuerpos que andaban, vacilaban, crujían,<br>
una masa de férreo volumen has forjado.
 
Has forjado una especie de mineral sencillo,<br>
que observa la conducta del [[metal]] más valioso,<br>
perfecciona el motor, y señala el martillo,<br>
la hélice, la salud, con un dedo orgulloso.
 
Polvo para los zares, los reales bandidos:<br>
Rusia nevada de hambre, dolor y cautiverios.<br>
Ayer sus hijos iban a la muerte vencidos,<br>
hoy proclaman la vida y hunden los cementerios.
 
Ayer iban sus ríos derritiendo los hielos,<br>
quemados por la sangre de los trabajadores.<br>
Hoy descubren industrias, maquinarias, anhelos,<br>
y cantan rodeados de fábricas y flores."
 
Fragmento del poema "Rusia", tras su visita a la URSS.
 
 
* "Difíciles barrancos de escaleras,<br>
:calladas cataratas de ascensores,<br>
:¡qué impresión de vacío!,<br>
:ocupaban el puesto de mis flores,<br>
:los aires de mis aires y mi río."
** Fragmento del poema ''El Silbo de Afirmación en la Aldea'', en referencia a los edificios de las ciudades.
 
*"Las armas que más brillan en mis manos y con ellas tengo que transformar la vida."
**''Nota'': definición que daba el autor acerca de su teatro y poesía.
 
* "Tristes guerras si no es amor la empresa. Tristes, tristes.
:Tristes [[arma]]s si no son las palabras. Tristes, tristes.
:Tristes hombres si no mueren de amores. Tristes, tristes."
** Cancionero y romancero de ausencias
 
* "Adiós, hermanos, camaradas y amigos
 
* "Ríete tanto que mi alma al oírte bata el espacio".
 
*¿Quién habló de echar un yugo
:sobre el cuello de esta raza?
:¿Quién ha puesto al huracán
:jamás ni yugos ni trabas,
:ni quién al rayo detuvo
:prisionero en una jaula?
:
:Asturianos de braveza,
:vascos de piedra blindada,
:valencianos de alegría
:y castellanos de alma,
:labrados como la tierra
:y airoso como las alas;
:andaluces de relámpagos,
:nacidos entre guitarras
:y forjados en los yunques
:torrenciales de las lágrimas;
:extremeños de centeno,
:gallegos de lluvia y calma,
:catalanes de firmeza,
:aragoneses de casta,
:murcianos de dinamita
:frutalmente propagada,
:leoneses, navarros, dueños
:del hambre, el sudor y el hacha,
:reyes de la minería,
:señores de la labranza,
:hombres que entre las raíces,
:como raíces gallardas,
:vais de la vida a la muerte,
:vais de la nada a la nada:
:yugos os quieren poner
:gentes de la hierba mala,
:yugos que habéis de dejar
:rotos sobre sus espaldas.
 
 
*::"LOS HOMBRES VIEJOS"
:::::I
:Nacen puestos de gafas, y una piel de levita,
:y una perilla obscena de culo de bellota,
:y calvos, y caducos. Y nunca se les quita
:la joroba que dentro del alma les explota.
 
:Pedos con barbacana, ceremoniosos pedos,
:de su senil niñez de polvo enlevitado,
:pasan a la edad plena con polvo entre los dedos.
:sonando a sepultura y oliendo a antepasado.
 
:Parecen candeleros infelices, escobas
:desplumadas, retiesas, con toga, con bonete:
:una congregación de gallardas jorobas
:con callos y verrugas al borde del retrete.
 
:Con callos y verrugas, y coles y misales,
:la dignidad del asno se rebela en la enjalma,
:mirando estos cochinos tan espirituales
:con callos y verrugas en la extensión del alma.
 
:Alma verrugicida, callicida la vuestra.
:Habéis nacido tiesos como los monigotes,
:y vivís de puntillas, levantando la diestra
:para cornamentar la voz y los bigotes.
 
:Saludáis con el ano, no arrugáis nunca el traje,
:disimuláis los cuernos con laureles de lata.
:No paráis en la tierra, siempre vais de viaje
:por un país de luna maquinal, mentecata.
 
:Nacéis inventariados, morís previa promesa
:de que seréis cubiertos de estatuas y coronas.
:Vais como procesados por el sol, que procesa
:aquello que señala delito en las personas.
 
:Os alimenta el aire sangriento de un juzgado,
:de un presidio siniestro de abogados y jueces.
:Y concedéis, los pedos por audiencia de un lado,
:mientras del otro lado jodéis, meáis a veces.
 
:Herís, crucificáis con ojos compasivos,
:cadáveres de todas las horas y los días:
:autos de poca fe, pasto de los archivos,
:habláis desde los púlpitos de muchas tonterías.
 
:Nunca tenga yo que ver con estos doctores,
:estas enciclopedias ahumadas, aplastantes.
:Nunca de estos filósofos me ataquen los humores,
:porque sus agudezas me resultan laxantes.
 
:Porque se ponen huecos igual que las gallinas
:para eructar sandeces creyéndose profundos:
:porque para pensar entran en las letrinas,
:en abismos rellenos de folios moribundos.
 
:Sentenciosas tinajas vacías, pero hinchadas,
:se repliegan sus frentes igual que acordeones,
:y ascienden y descienden, tortugas preocupadas,
:y el corazón les late por no sé qué rincones.
 
:No se han hecho para estos boñigos los barbechos,
:no se han hecho para estos gusanos las manzanas.
:Sólo hay chocolateras y sillones deshechos
:para estas incoherencias reumáticas y canas.
 
:Retretes de elegancia, cagan correctamente:
:hijos de puta ansiosos de politiquerías,
:publicidad y bombo, se corrigen la frente
:y preparan el gesto de las fotografías.
 
:Temblad, hijos de puta, por vuestra puta suerte,
:que unos soldados de alma patética deciden:
:ellos son los que tratan la verdadera muerte,
:ellos la verdadera, la ruda vida piden.
 
:La vida es otra cosa, sucios señores míos,
:más clara, menos turbia de folios, de oficinas.
:Nadan radiantemente sus cuerpos en los ríos
:y no usan esa cara de múltiples esquinas.
 
:Nunca fuisteis muchachos, y queréis que persista
:un mundo aparatoso de cartón estirado,
:por donde el cartón vaya paticojo y turista,
:rey entre maniquíes de pulso congelado.
 
:Venís de la Edad Media donde nunca habéis nacido,
:porque no sois del tiempo presente ni el ausente.
:Os mata una verdad con el caduco nido:
:la que impone la vida del siempre adolescente.
 
:Yo soy viejo: tan viejo, que el primer hombre late
:dentro de mis vividos y veintisiete años,
:porque combato al tiempo y el tiempo me combate.
:A vosotros, vencidos, os trata como a extraños.
 
:::::II
:Trapos, calcomanias, defunciones, objetos,
:muladares de todo, tinajas, oquedades,
:lápidas, catafalcos, legajos, mamotretos,
:inscripciones, sudarios, menudencias, ruindades.
 
:Polvo, palabrería, carcoma y escritura,
:cornisas; orinales que quieren ser severos,
:y se llevan la barba de goma a la cintura,
:y duermen rodeados de siglos y sombreros.
 
:Vilmente descosidos, pálidos de avaricia,
:lo que más les preocupa de todo es el bolsillo.
:Gotosos, desastrosos, malvados,la injusticia
:se viste de acta con ellos de papel amarillo.
 
:Los veréis adheridos a varios ministerios,
:a varias oficinas por el ocio amuebladas.
:Con el sexo en la boca canosa, van muy serios,
:trucosos, maniobreros, persiguiendo embajadas.
 
:Los veréis sumergidos entre trastos y coños
:internacionalmente pagados, conocidos:
:pasear por Ginebra los cojones bisoños
:con cara de inventores mortalmente aburridos.
 
:Son los que recomiendan y los recomendados.
:La recomendación es su procedimiento.
:Por recomendación agonizan sentados
:donde la muerte cómoda pone su ayuntamiento.
 
:Cuando van a acostarse, se quitan la careta,
:el disfraz cotidiano, la diaria postura.
:Ante su sordidez se nubla la peseta,
:se agota en su paciencia la estatua más segura.
 
:A veces de la mala digestión de estos cuervos
:que quieren imponer su vejez, su idioma,
:que quieren que seamos lenguas esclavas, siervos,
:dependen muchas vidas con signos de paloma.
 
:A veces son marquesas intimas de ambiciones,
:insaciables de joyas, relumbronas de trato:
:fracasadas de título, caballares de acciones,
:relinchan por llevar el mundo en el zapato.
 
:Putonas de importancia, miden bien la sonrisa
:con la categoría que quien las trata encierra
:políticas jetudas, desgastan la camisa
:jodiendo mientras hablan del drama de la guerra.
 
:Se cae de viejo el mundo con tal matalotaje.
:hijos de la rutina bisoja y contrahecha,
:valoran a los hombres por el precio del traje,
:cagan, y donde cagan colocan la fecha.
 
:Hemos de destrozaros en vuestras legaciones,
:en vuestros escenarios, en vuestras diplomacias.
:Con ametralladoras cálidas y canciones
:os ametrallaremos, prehistóricas desgracias.
 
:Porque, sabed: llevamos mucha verdad metida
:dentro del corazón, sangrando por la boca:
:y os vencerá la férrea juventud de la vida,
:pues para tanta fuerza tanta maldad es poca.
 
:La juventud, motores, imputes a raudales,
:contra vosotros, viejos exhombres, plena llueve:
:mueve unánimemente sus músculos frutales,
:sus máquinas de abril contra vosotros mueve.
 
:Viejos exhombres viejos: ni viejos tan siquiera.
:La vejez es un don que cederá mi frente,
:y a vuestro lado es joven como la primavera.
:sois la decrepitud andante y maloliente.
 
:Sois mis enemiguitos: los del mundo que siento
:rodar sobre mi pecho más claro cada día.
:Y con un soplo sólo de mi caliente aliento,
:con este sólo soplo dicté vuestra agonía.
 
 
* "LOS COBARDES"
:Hombres veo que de hombres
:sólo tienen, sólo gastan
:el parecer y el cigarro,
:el pantalón y la barba.
:En el corazón son liebres,
:gallinas en las entrañas,
:galgos de rápido vientre,
:que en época de paz ladran
:y en épocas de cañones
:desaparecen del mapa.
:Estos hombres, estas liebres,
:comisarios de la alarma,
:cuando escuchan a cien leguas
:el estruendo de las balas,
:con singular heroísmo
:a la carrera se lanzan,
:se les alborota el ano,
:el pelo se les espanta.
:Valientemente se esconden,
:gallardamente se escapan
:del campo de los peligros
:estas fugitivas cacas,
:que me duelen hace tiempo
:en los cojones del alma.
:¿Dónde iréis que no vayáis
:a la muerte, liebres pálidas,
:podencos de poca fe
:y de demasiadas patas?
:¿No os avergüenza mirar
:en tanto lugar de España
:a tanta mujer serena
:bajo tantas amenazas?
:Un tiro por cada diente
:vuestra existencia reclama,
:cobardes de piel cobarde
:y de corazón de caña.
:Tembláis como poseídos
:de todo un siglo de escarcha
:y vais del sol a la sombra
:llenos de desconfianza.
:Halláis los sótanos poco
:defendidos por las casas.
:Vuestro miedo exige al mundo
:batallones de murallas,
:barreras de plomo a orillas
:de precipicios y zanjas
:para vuestra pobre vida,
:mezquina de sangre y ansias.
:No os basta estar defendidos
:por lluvias de sangre hidalga,
:que no cesa de caer,
:generosamente cálida,
:un día tras otro día
:a la gleba castellana.
:No sentís el llamamiento
:de las vidas derramadas.
:Para salvar vuestra piel
:las madrigueras no os bastan,
:no os bastan los agujeros,
:ni los retretes, ni nada.
:Huís y huís, dando al pueblo,
:mientras bebéis la distancia,
:motivos para mataros
:por las corridas espaldas.
:Solos se quedan los hombres
:al calor de las batallas,
:y vosotros lejos de ellas,
:queréis ocultar la infamia,
:pero el color de los cobardes
:no se os irá de la cara.
:Ocupad los tristes puestos
:de la triste telaraña.
:Sustituid a la escoba,
:y barred con vuestras nalgas
:la mierda que vais dejando
:donde colocáis la planta.
 
 
*"ROSARIO DINAMITERA"
:Rosario, dinamitera,
:sobre tu mano bonita
:celaba la dinamita
:sus atributos de fiera.
:Nadie al mirarla creyera
:que había en su corazón
:una desesperación
:de cristales, de metralla
:ansiosa de una batalla
:sedienta de una explosión.
:Era tu mano derecha,
:capaz de fundir leones,
:la flor de las municiones
:y el anhelo de la mecha.
:Rosario, buena cosecha,
:alta como un campanario,
:sembrabas al adversario
:de dinamita furiosa
:y era tu mano una rosa
:enfurecida, Rosario.
:Buitrago ha sido testigo
:de la condición de rayo
:de las hazañas que callo
:y de la mano que digo.
:¡Bien conoció el enemigo
:la mano de esta doncella,
:que hoy no es mano porque de ella,
:que ni un solo dedo agita,
:se prendó la dinamita
:y la convirtió en estrella!
:Rosario, dinamitera,
:puedes ser varón y eres
:la nata de las mujeres,
:la espuma de la trinchera.
:Digna como una bandera
:de triunfos y resplandores,
:dinamiteros pastores,
:vedla agitando su aliento
:y dad las bombas al viento
:del alma de los traidores.
 
 
{{DEFAULTSORT:Hernandez, Miguel}}
81

ediciones