España y los españoles, vistos por Cajal

Autorretrato de Cajal con sus hijos, en 1889

España y los españoles, vistos por Cajal es una recopilación en Wikiquote de los pensamientos, aforismos y reflexiones,[1] del nobel español Santiago Ramón y Cajal sobre la idiosincrasia del pueblo español y su historia.

Selección de citasEditar

  • «Al carro de la cultura española le falta la rueda de la ciencia».[2]
  • «Amemos a la patria, aunque no sea más que por sus merecidas desgracias».[3]
  • «Dos cosas excelentes tuvo España: santos y soldados. Los santos han desaparecido definitivamente, y los soldados, según marchan las cosas, están a punto de acabarse y de acabanos».[4]
  • «El ideal del español de buena parte de la clase media es jubilarse tras breves años de trabajo, y, si es posible, antes de trabajar».[5][6]
  • «España no alcanzará su pleno florecimiento cultural y político mientras los docentes de todos los grados no acierten a fabricar, en cantidad suficiente, el español que nos hace mucha falta, es decir, un tipo humano tan impersonal por abnegado, tan firme y entero de carácter, tan tolerante y abierto a todas las ideas, tan esforzado y constante en su empeño, tan agudamente sensible a nuestros infortunios que, reaccionando pujantemente contra las causas de nuestro atraso y de nuestros errores, consagre, lo mejor de sus energías y de sus luces a la prosperidad del país, al servicio del Estado y al enaltecimiento de la nación».[7]
  • «España es el país clásico de los precursores. En ciencia, en filosofía, en industria, en arte militar, etc., hemos tenido atisbos, vislumbres a veces geniales; pero nuestros sabios, salgo tal cual excepción, carecieron de tesón y perseverancia indispensables para la ejecución y perfeccionamiento de la obra imaginada».[8]
  • «...España, nación ferozmente individualista e indisciplinada, fue semillero inagotable de complacientes validos y de sumisos aduladores de la Iglesia, de la Realeza y de la Plutocracia».[9]
  • «¡Felicísimo país el nuestro, en donde la casaca ministerial, la toga y el blasón no delinquen jamás!».[10]
  • «Hay momentos en que se disipa mi relativo pesimismo sobre el destino de España y de sus pueblos hermanos. Estos bellos rasgos abren el corazón a la esperanza. Ellos presagian una posible aproximación espiritual hispanoamericana basada, huelga decirlo [...], en la absoluta reciprocidad de derechos e intereses, y ajena a toda antipática y anacrónica pretensión de hegemonía».[7]
    • Fuente: Recuerdos de mi vida (1922)[11]
  • «La mitad de nuestros infortunios guerreros se explican recordando este dicho de Gracián: “Los españoles son valientes, pero tardos”».[12]
  • «Me apena la frase fanfarronamente hiperbólica, atribuida a nuestros mayores, de que “el sol no se ponía jamás en los dominios de España”; porque el desdén o el menosprecio del extranjero podrían contestarnos (en realidad se nos ha dicho ya) que, por compensación bochornosa y denigrante, jamás alboreó el sol de la ciencia en nuestros cerebros».[13]
  • «Se ha dicho hartas veces que el problema de España es un problema de cultura. Urge, en efecto, si queremos incorporarnos a los pueblos civilizados, cultivar intensamente los yermos de nuestra tierra y de nuestro cerebro, salvando para la prosperidad y enaltecimiento patrios todos los ríos que se pierden en el mar y todos los talentos que se pierden en la ignorancia».[14]
  • «Una de las desdichas de nuestro país consiste, como se ha dicho hartas veces, en que el interés individual ignora el interés colectivo».[15]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Loren, Santiago (1982). Ramón y Cajal. Noguer (Editorial Just in Time S.L..  p. 308.  ISBN 8427938683.
  2. Albarracín Teulón, Agustín. Santiago Ramón y Cajal, o, la pasión de España. Edición ilustrada. Editorial Labor, 1978. ISBN 9788433500175, p. 20.
  3. Santiago Ramón y Cajal Junquera, Ramón y Cajal, la voluntad de un sabio, p. 290.
  4. Ramón y Cajal (2016), p. 147.
  5. Señor (1997), p. 555.
  6. Ramón y Cajal (2016), p. 157.
  7. 7,0 7,1 Ramón y Cajal, Santiago; Nuñez Pérez, Manuel, et al. «El retorno definitivo de Cajal.» Ramón y Cajal, 1852-1934: Expediente administrativo y otros documentos, p. 12. Ministerio de Educación, 1978. ISBN 8436906284, 9788436906288. En Google Books. Consultado el 9 de enero de 2010.
  8. Ramón y Cajal (2016), p. 151.
  9. Ramón y Cajal (2016), p. 152.
  10. Ramón y Cajal (2016), p. 148.
  11. Recuerdos de mi vida (1922).Capítulo XXVIII: Post scriptum. Centro Virtual Cervantes. Consultado el 9 de enero de 2010.
  12. Ramón y Cajal (2016), p. 150.
  13. Ramón y Cajal (2016), p. 153.
  14. Santiago Ramón y Cajal: cien años después. Colección Ciencia Hoy. Autores Antoni Gamundí Gamundí, Alberto Ferrús Gamero. Ed. Univ. Illes Balears, 2006. ISBN 9788436820775.
  15. Señor (1997), p. 203.

BibliografíaEditar

  • Señor, Luis (2005). Diccionario de citas. Espasa Calpe.  ISBN 8423992543.
  • Ramón y Cajal, Santiago (2016). Charlas de café. Renacimiento (ed. Manuel Neila).  ISBN 9788416685622.
  • Ramón y Cajal, Santiago. Recuerdos de mi vida. Historia de mi labor científica. Alianza Editorial, 2008. ISBN 978-84-206-2418-1.