Charles Bukowski

escritor y poeta germano-estadounidense
Charles Bukowski
«El problema con el mundo es que la gente inteligente está llena de dudas, mientras que la gente estúpida está llena de certezas»
«El problema con el mundo es que la gente inteligente está llena de dudas, mientras que la gente estúpida está llena de certezas»
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Wikidata-logo-en.svg Datos en Wikidata.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 27 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Charles Bukowski (Andernach, Alemania, 16 de agosto de 1920-Los Ángeles, Estados Unidos, 9 de marzo de 1994) fue un escritor y poeta estadounidense.

CitasEditar

NOTA: Salvo en los casos que cuentan con referencia en español, la traducción de las citas incluidas en esta sección es propia del usuario que las aporta.

  • «El amor es parecido a cuando ves una niebla en la mañana cuando despiertas antes de que salga el sol. Es solo un pequeño momento, y luego desaparece... El amor es una niebla que se incendia con la primer luz del día de la realidad».[1]
  • «El problema con el mundo es que la gente inteligente está llena de dudas, mientras que la gente estúpida está llena de certezas».[2]
  • «Estas y otras cosas demuestran que la vida gira sobre un eje podrido».[3]
  • «La diferencia entre una democracia y una dictadura consiste en que en la democracia puedes votar antes de obedecer las órdenes, en la dictadura no tienes que gastar tu tiempo votando».[4]

Citas de sus obrasEditar

Música de cañerías (1987)Editar

Esa pena de escoriaEditar

  • «Algunos de sus versos, por separado, parecían tener alma, pero si los considerabas todos como un conjunto, te dabas cuenta de que Víctor nunca decía nada, aunque lo dijera a gritos».[5]

Delicadeza de langostaEditar

  • «En el mundo son muy pocos los que tienen muchísimo, pero cuanto menos dinero tenía la gente, mejor parecía vivir. Las únicas necesidades eran dormir, sábanas limpias, comida, bebida y pomada para almorranas».[5]
    • Fuente: Página 92

El Gran poetaEditar

  Chinaski: ¿Qué aconseja a los escritores jóvenes?
  Stachman: Que beban mucho, que jodan mucho y que fumen muchos cigarrillos.
  C: ¿Y qué aconseja a los escritores de más edad?
  S: Si siguen aún con vida, no necesitan consejos.
  C: ¿Cuál es el impulso que le mueve a crear un poema?
  S+: ¿Y usted por qué caga?
    • Fuente: Página 33[5]

Una dama salvaje.Editar

  Monk: Curioso lugar, apesta a muerte.
  Dama: La muerte no apesta. Sólo lo vivo apesta. Sólo lo que agoniza, sólo lo que se pudre apesta. La  muerte no apesta.
    • Fuente: Página 43[5]

Una ligera resaca.Editar

  Tom:   Kevin, hay sólo una cosa que me gustaría saber. Somos tus amigos. Hace años que lo somos.
         Sólo una cosa: ¿por qué bebes tanto? 
  Kevin: La verdad, no sé por qué diablos lo hago. Supongo, más que nada, porque me aburro mucho.
  • Fuente: Página 103[5]

Escritos de un viejo indecente (1969)Editar

  • «El individuo bien equilibrado está loco».
  • «En todas partes nos aferramos a las paredes del mundo, y en lo más profundo de la resaca, pienso en dos amigos que me aconsejaron varios métodos de suicidio. ¿Qué mejor prueba de amorosa camaradería?»
  • «Estaba demasiado trompa para gemir; sólo sentía la mordiente y salvaje tristeza de otra cosa buena perdida para siempre».
  • «Soy un raro. No puedo soportar al ser humano en su estado actual, he de ser engañado. Los psiquiatras deben tener un término para designar eso, yo también lo tengo para los psiquiatras».
  • «Un intelectual es el que dice una cosa simple de un modo complicado; Un artista es el que dice una cosa complicada de un modo simple».
  • «Y el maldito sol estaba podrido. Traía las mismas flores viejas, las mismas chicas viejas de todas partes».

Erecciones, eyaculaciones, exhibiciones (1972)Editar

Se busca una mujer (1973)Editar

  • «Todas las mujeres rompen los cojones, tú eres la campeona».
  • «¿Qué puede hacer un poeta sin dolor? Lo necesita tanto como a la máquina de escribir».

La máquina de follar (1974)Editar

Página principal: La máquina de follar
  • «Doctor Blasingham. Chupasangre de fondos del condado. Un farsante y un mierda. Yo no entendía cómo no le habían elegido aún presidente de Estados Unidos».
  • «Un viaje [de LSD] exige un hombre que aún no esté enjaulado, un hombre aún no jodido por el gran miedo que hace funcionar toda la sociedad».[8]

Factotum (1975) [9]Editar

  • «Eso era lo único que un hombre necesitaba: esperanza. Era la falta de esperanza lo que hundía a un hombre».
  • «- Así que ahora estás un poco tarumba. Por la falta de amor. Todo el mundo necesita amor. Forma parte de uno mismo.
    - La gente no necesita amor, lo que necesita es triunfar en una cosa o en otra. Puede ser en el amor, pero no es imprescindible.
    - La Biblia dice: 'Ama a tu prójimo'.
    - Eso puede querer decir que le dejes en paz. Voy a salir a comprar un periódico».

Mujeres (1978)Editar

  • «A mí siempre me han puesto cachondo las resacas, no para besar ni chupar, sino para echar un polvo sin contemplaciones».
  • «Ese es el problema con la bebida, pensé, mientras me servía un trago. Si ocurre algo malo, bebes para olvidarlo; si ocurre algo bueno, bebes para celebrarlo; y si no pasa nada, bebes para que pase algo».
  • «Hay en mí algo descontrolado, pienso demasiado en el sexo. Cuando veo una mujer me la imagino siempre en la cama conmigo. Es una manera interesante de matar el tiempo en los aeropuertos».[11]
  • «Las partes buenas de nuestra relación eran como una rata revolviéndose y mordiéndome en el estómago».
  • «Las personas amorales se sentían más libres, pero carecían de la capacidad de sentir o amar».[10]
  • «Mientras los hombres veían el fútbol o bebían cerveza o jugaban a los bolos, ellas, las mujeres, pensaban en nosotros, concentrándose, estudiando, decidiendo si aceptarnos, descartarnos, cambiarnos, matarnos o simplemente abandonarnos. Al final no importaba, hicieran lo que hicieran acabábamos locos y solos».
  • «Siempre me ponía nervioso antes de una lectura, muy tenso y desasosegado. Casi siempre vomitaba. Entonces lo hice. Vomité sobre una de las tumbas».
  • «Una vez que una mujer te da la espalda, olvídala: te aman y de repente algo se da la vuelta. Te pueden ver muriéndote en una cuneta, atropellado por un coche y pasarán a tu lado escupiéndote».
  • «- No eres demasiado tímido.
    - Voy por mi tercera copa.
    - ¿Qué pasa después de la cuarta?
    - No gran cosa. La bebo y espero la quinta».

La senda del perdedorEditar

  • «Coge la familia, mézclala con Dios y la nación, añade diez horas de trabajo diario, y tienes todo lo que necesitas».[12]
  • «Que tiempos tan frustantes fueron aquellos años; tener el deseo y la necesidad de vivir pero no la hablidad».[13]

ReferenciasEditar

  1. «El amor definido por los escritores (Bukowski, Vonnegut, Shakespeare...)». 14 de febrero de 2015. Culturamas. Consultado el 8 de marzo de 2019.
  2. Espejo González, Juan. «La vida es un naufragio con salvavidas». 8 de abril de 2019. Diario Jaen. Consultado el 8 de abril de 2019.
  3. Memba, Javier. «Charles Bukowski, licor sexo y submundos (LXV)». 11 de agosto de 2002. El Mundo . Consultado el 8 de abril de 2019.
  4. Tierra libre, núm. 1 de 2012 (enero). Universidad de Cádiz en enero de 2012. Consultado el 8 de abril de 2019.
  5. 5,0 5,1 5,2 5,3 5,4 Bukowski, Charles. Música de cañerías. Colección Compactos. Editorial Anagrama, 2001. ISBN 84-339-1472-3.
  6. Montero F., Mónica. A Corta Distancia, p. 13. Editorial Segismundo, 2015. ISBN 9789569544002. En Google Libros.
  7. Dabone. Relicario: Con poesía lunfarda de Evangelina Wagner Corredera. Penguin Random House Grupo Editorial España, 2018. ISBN 9788417382971. En Google Libros.
  8. Revista Macho cabrío, números 2-3. Editor PROPACEB, 1984, p. 70.
  9. Bukowski, Charles. Chinaski: Cartero, Factótum, Mujeres. Traducido por Jorge García Berlanga. Anagrama, 2017. ISBN 9788433938237. 640 páginas.
  10. 10,0 10,1 «22 años de la muerte de Charles Bukowski: 10 citas célebres del escritor». 9 de marzo de 2016. Europa Press. Consultado el 8 de abril de 2019.
  11. Reverte, Javier. En mares salvajes: Un viaje al Ártico. Penguin Random House Grupo Editorial España, 2017. ISBN 9788466344586. En Google Libros.
  12. García, Boris. «Bukowski. Robar las rosas de las avenidas de la muerte». 13 de junio de 2015. Tribuna Salamanca. Consultado el 8 de abril de 2019.
  13. Ríos Baeza, Felipe. Satori, p. 87. Rialta Ediciones, 2018. ISBN 9786079743888. En Google Libros.

BibliografíaEditar

  • Bukowski, Charles (2006). Escritos de un viejo indecente. Traducido por José Manuel Álvarez Flórez, Angela Pérez. Editorial Anagrama. ISBN 9788433938480. En Google Libros.
  • Bukowski, Charles (1995). La senda del perdedor. Contraseñas series. Traducido por Jorge G. Berlanga (trad), Ernesto Giménez Caballero. 3.ª Edición, reimpresa. Anagrama. ISBN 9788433912688.