Ayn Rand

filósofa y escritora estadounidense
Ayn Rand
Véase también
Wikipedia-logo.png Biografía en Wikipedia.
Commons-logo.svg Multimedia en Wikimedia Commons.
Esta página contiene citas de una persona fallecida hace 38 años.
Copyright red.svg Dependiendo de cómo se publicaran, pueden estar protegidas por derechos de autor. Deben usarse según las políticas de licencias de Wikiquote.

Ayn Rand (San Petersburgo, Imperio ruso; 2 de febrero de 1905-Nueva York; 6 de marzo de 1982) fue una filósofa y escritora ruso-estadounidense.

CitasEditar

  • «El salvaje observa que la gente consigue comida, ropas y todo tipo de objetos simplemente presentando trozos de papel llamados cheques, y observa que rascacielos y gigantescas fábricas crecen desde el suelo a las órdenes de hombres muy ricos, cuyos contables continúan cambiando figuras mágicas en los libros contables de unos y de otros. Parecen hacerlo más rápido de lo que el salvaje puede seguirlo, así que concluye que la velocidad es el secreto de el poder mágico de el papel, y que todo funcionará, será productivo y prosperará siempre y cuando esos cheques se pasen de mano a mano lo suficientemente rápido. Si el mencionado salvaje corre a la imprenta para divulgar su descubrimiento, encontrará que se le ha anticipado John Maynard Keynes».
    • Fuente: The Ayn Rand Column: The Season of Platitudes, 7 de octubre de 1962.[cita incompleta]
  • «La anarquía, como concepto político, es una ingenua abstracción flotante: por todas las razones expuestas, una sociedad sin un gobierno organizado estaría a merced del primer criminal que apareciese, quien la precipitaría en el caos de guerras callejeras. Pero la posibilidad de la inmoralidad humana no es la única objeción a la anarquía: incluso una sociedad en la que cada miembro fuese plenamente racional y no tuviese ningún fallo moral, no podría funcionar en un estado de anarquía: es la necesidad de leyes objetivas y de un árbitro que resuelva los desacuerdos honestos entre los hombres lo que hace necesario que se establezca un gobierno».
    • Original: «Anarchy, as a political concept, is a naive floating abstraction: for all the reasons discussed above, a society without an organized government would be at the mercy of the first criminal who came along and who would precipitate it into the chaos of gang warfare. But the possibility of human immorality is not the only objection to anarchy: even a society whose every member were fully rational and faultlessly moral, could not function in a state of anarchy; it is the need of objective laws and of an arbiter for honest disagreements among men that necessitates the establishment of a government».[1]
    • Fuente: «The Nature of Government». The Virtue of Selfishness: A New Concept of Egoism (1964)
  • «Quizás la última moda cultural contra la cual uno puede argumentar sea Karl Marx. ¿Pero Freud o John Rawls? Argumentar con tales personas es concederles la premisa que ellos tratan de refutar con todo su esfuerzo: que la razón tienen algo que ver con sus teorías».
    • Fuente: The Ayn Rand Letter, Vol. IV, No. 2, noviembre-diciembre de 1975.[cita incompleta]

Sobre el abortoEditar

  • «Ciertamente estoy a favor del aborto. O, mejor dicho, no quiero decir que todas deberían abortar, quiero decir que estoy a favor del perfecto derecho moral de una mujer de tener uno si así lo decide. Creo que es un tema que debe decidir una mujer y su médico. Estoy de acuerdo con la decisión de la Corte Suprema sobre este tema».
    • Original: «I am certainly in favor of abortion. Or rather, I do not mean that everyone should have an abortion, I mean that I am in favor of a woman's perfect moral right to have one if she so decides. I think it is an issue to be decided by a woman and her doctor. I am in agreement with the Supreme Court decision on this subject».[2]
  • «El aborto es un derecho moral, que debe dejarse a la entera discreción de la mujer involucrada; Moralmente, nada más que su deseo en el asunto debe ser considerado. ¿Quién puede tener el derecho de dictarle qué disposición tiene ella que hacer de las funciones de su cuerpo?»
    • Original: «Abortion is a moral right—which should be left to the sole discretion of the woman involved; morally, nothing other than her wish in the matter is to be considered. Who can conceivably have the right to dictate to her what disposition she is to make of the functions of her body?».[3]
  • «Me gustaría expresar mi indignación ante la idea de confundir a un ser humano vivo con un embrión, que es solo algunas células sin desarrollar. (El aborto en el último minuto, cuando se forma un bebé, es un tema diferente). El derecho al aborto es el derecho a deshacerse de algunas células en su cuerpo, que no puede permitirse apoyar si se convierte en un niño. […] Los principios básicos aquí son: nunca sacrifiques lo vivo a lo no viviente, y nunca confundas una realidad con una potencialidad. Un "niño por nacer", antes de que se forme, no es un ser humano, no es una entidad viviente, no tiene derechos. La mujer tiene derechos».
    • Original: «I’d like to express my indignation at the idea of confusing a living human being with an embryo, which is only some undeveloped cells. (Abortion at the last minute — when a baby is formed — is a different issue.) The right to abortion is the right to get rid of some cells in your body, which you can’t afford to support if it grows into a child. […] The basic principles here are: never sacrifice the living to the nonliving, and never confuse an actuality with a potentiality. An “unborn child,” before it’s formed, is not a human, it’s not a living entity, it has no rights. The woman has rights».[4]
  • «Observe que al atribuir derechos a los no nacidos, es decir, a los que no viven, los antiabortistas eliminan los derechos de los vivos: el derecho de los jóvenes a establecer el curso de sus propias vidas».
    • Original: «Observe that by ascribing rights to the unborn, i.e., the nonliving, the anti-abortionists obliterate the rights of the living: the right of young people to set the course of their own lives».[5]
  • «Un embrión no tiene derechos. Los derechos no pertenecen a un potencial, solo a un ser real. Un niño no puede adquirir ningún derecho hasta que nace. Los vivos tienen prioridad sobre los que aún no viven (o los no nacidos)».
    • Original: «An embryo has no rights. Rights do not pertain to a potential, only to an actual being. A child cannot acquire any rights until it is born. The living take precedence over the not-yet-living (or the unborn)».[6]
  • «Un hombre que se encarga de prescribir cómo los demás deben disponer de sus propias vidas [...] no tiene derecho a hacerse pasar por un defensor de los derechos».
    • Original: «A man who takes it upon himself to prescribe how others should dispose of their own lives [...] has no right to pose as a defender of rights».[7]
    • Nota: Respondiendo a Ronald Reagan en el tema de control de natalidad.

Citas sobre Ayn RandEditar

ReferenciasEditar

  1. Rand, Ayn (en inglés). Rand, Ayn. «The Nature of Government». The Virtue of Selfishness: A New Concept of Egoism (1964). ISBN 9871239084.
  2. Rand, Ayn; Mayhew, Robert (ed.). Ayn Rand Answers: The Best of Her Q & A. Penguin, 2005. ISBN 9781101143728. En Google Libros.
  3. Rand, Ayn; Peikoff, Leonard (ed.). The Voice of Reason: Essays in Objectivist Thought (La voz de la razón: ensayos en el pensamiento objetivista). Penguin, 1990. ISBN 9781101137260. En Google Libros.
  4. Rand, Ayn; Mayhew, Robert (ed.). Ayn Rand Answers: The Best of Her Q & A. Penguin, 2005. ISBN 9781101143728. En Google Libros.
  5. Rand, Ayn; Binswanger, Harry (ed.). The Ayn Rand Lexicon: Objectivism from A to Z. Edición reimpresa. Penguin, 1988. ISBN 9781101137246. En Google Libros.
  6. Rand, Ayn; Peikoff, Leonard (ed.). The Voice of Reason: Essays in Objectivist Thought (La voz de la razón: ensayos en el pensamiento objetivista). Penguin, 1990. ISBN 9781101137260. En Google Libros.
  7. Rand, Ayn; Allan Gotthelf, Gregory Salmieri (eds.). A Companion to Ayn Rand, p. 384. John Wiley & Sons, 2016. ISBN 9781405186841. En Google Libros.