«Otro día glorioso, el aire es tan delicioso para los pulmones como el néctar para la lengua», John Muir.

El aire es uno de los cuatro elementos clásicos en la antigua filosofía griega, y es a menudo visto como un poder universal o una sustancia pura. La ciencia define el aire como la mezcla de gases que constituyen la atmósfera terrestre, alrededor del planeta Tierra por acción de la gravedad, estando compuesto por nitrógeno (78%), oxígeno (21%), vapor de agua (0-7%), ozono, dióxido de carbono, hidrógeno y gases nobles como criptón y argón; es decir, 1% de otras sustancias.

CitasEditar

  • «Todos vivimos en este pequeño planeta. Todos respiramos el mismo aire. A todos nos preocupa el futuro de nuestros hijos. Y todos somos mortales».[1]
    • John F. Kennedy, (29 de mayo de 1917 – 22 de noviembre de 1963), presidente de los Estados Unidos de América (1961-63).
  • «Echo de menos la época donde el aire era limpio y el sexo sucio».
    • Woody Allen (1 de diciembre de 1935-), director, guionista, actor, músico y escritor estadounidense.
  • «En realidad, prefiero la ciencia a la religión. Si me dan a escoger entre Dios y el aire acondicionado, me quedo con el aire».
  • «No conseguimos aislarnos de este mundo, donde los humanos cambian los sueños por aire».
  • «La filosofía busca la verdad así como la vida humana busca el aire para ser. Pero el aire no tiene lugar ni dueño. Sin él no podemos vivir, y con él, no nos alcanza. Desde siempre la filosofía combina amor y conocimiento, y los dos flotando sobre un vacío».
  • Hamlet: «El aire muerde furiosamente, hace mucho frío».
  • Horatio: «Es un aire sutil y penetrante».[2]
    • William Shakespeare (26 de abril de 1564 – 23 de abril de 1616), dramaturgo, poeta y actor inglés.
  • «Otro día glorioso, el aire es tan delicioso para los pulmones como el néctar para la lengua».[3]
    • John Muir (21 de abril de 1838 – 24 de diciembre de 1914), naturalista estadounidense.
  • «La cortesía es como el aire de los neumáticos: no cuesta nada y hace más confortable el viaje».
  • «Una pequeña burbuja de aire se mantuvo sin absorber ... si hay alguna parte del aire flogisticado de nuestra atmósfera, que sea diferente de lo demás, y no pueda ser reducido a ácido nitroso, podemos concluir con seguridad que no es más de 1/120 parte del total».[4]
    • Cavendish no se dio cuenta de la importancia de la pequeña burbuja restante. No fue hasta un siglo más tarde cuando se apreció la presencia de los gases nobles en el aire.
    • Henry Cavendish (10 de octubre de 1731 - 24 de febrero de 1810), químico y físico inglés.

Proverbios y refranesEditar

Proverbios españolesEditar

  • «Cabeza grande, poco seso y mucho aire».
  • «Cántaro vacío, con sólo aire hace ruido».
  • «Con aire solano, no hay toro bravo».
  • «Cree el fraile que todos son de su aire».
  • «Cuando Dios quiere, con todos los aires llueve».
  • «De aire colado y de fraile colorado, guárdeme Dios».
  • «Del aire se mantienen los camaleones, pero no los hombres».
  • «De cuando en cuando, al desgaire, echa una canilla al aire».
  • «De Segovia, ni el aire ni la novia».
  • «De sólo aire no vive nadie».
  • «Échalas del tuyo que con el aire no se oye».
  • «En el culo y en la trompeta, sólo es aire lo que suena».
  • «La ausencia es al amor lo que al fuego el aire: que apaga al pequeño y aviva al grande».
  • «Lo mismo dijo un fraile y se la clavaron en el aire».

Proverbios vascosEditar

  • «A donde sopla el aire, allí (van) los pañuelos».

Refranes españolesEditar

  • «Donde entra el aire y el sol, no entra el doctor».
  • «El aire de Madrid mata a un hombre y no apaga un candil».
  • «El aire que la veleta corre, la muda mas no la torre».
    • Variante: «El aire que corre muda la veleta, más no la torre.
  • «Empréñate de aire, compañero, y parirás los vientos».
  • «Al loco y al aire, darle calle».

ReferenciasEditar

  1. John F. Kennedy, en un discurso en la Universidad, (10 de junio de 1963).
  2. William Shakespeare: Hamlet, acto I, escena 4.
  3. John Muir, My First Summer in the Sierra (1911).
  4. Experiments on Air, 2 de junio de 1785, Philosophical Transactions of the Royal Society, 1785, 75, 382.

Véase tambiénEditar

Última modificación el 17 abr 2013, a las 12:01